#Distinción

Se entregó el profesorado honorario a Alejandra Gils Carbó

27/10/2017

Por resolución del Consejo Superior de la UNLa


El jueves 26 de octubre, en el Aula Magna del Bicentenario, la Universidad Nacional de Lanús entregó el profesorado honorario a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó.
Estuvieron presentes en el acto la rectora de la Universidad, Ana Jaramillo, el rector de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Ing. Juan José Castelucci y el secretario legal y técnico de la Universidad Nacional de Jujuy, Dr. César Guillermo Farfán. 
La Procuradora agradeció a las autoridades de las universidades que han dado apoyo a su distinción. "Aquí no se está entregando una distinción personal o individual por logros propios. Este acto expresa un sentir común de la comunidad universitaria sobre una visión de la justicia que compartimos. Esa visión es la de un anhelo: el de construir una justicia que alivie y dignifique.", expresó al brindar sus palabras de reconociemiento al público por sus asistencia.
Entre los considerandos leídos al público de la Resolución Nº 122/17, se señaló que fue la primera mujer en estar al frente de la Procuraduría General de la Nación desde su creación en 1862. Y se destacó que desde allí "realizó una activa labor para establecer nuevos modelos de gestión" y que durante la misma "ha creado Procuradurías y Unidades Fiscales Especializadas a los efectos de fortalecer, mediante la colaboración de las fiscalías de todo el país, la actuación del Ministerio Público Fiscal en la lucha contra el crimen organizado y, en particular, contra la criminalidad económica, la corrupción, el narcotráfico, la violencia institucional, la trata y explotación de personas, los secuestros extorsivos y los delitos de lesa humanidad".
“Nos encontramos ante el desafío de sostener los cambios y seguir avanzando en la construcción de una justicia activa en la defensa de los derechos individuales y, especialmente de las minorías. Y también en la defensa de un Ministerio Público Fiscal autónomo e independiente que sea una garantía de sustentabilidad del sistema democrático.”, concluyó Gils Carbó